El acceso al periodismo

Hay varias vías de entrada a los estudios de comunicación de la UAB. Desde Bachillerato, desde la prueba de acceso a los mayores de 25 años y desde los Ciclos Formativos de Grado Superior. De estos últimos hablaré en el articulo que sigue.

Diferentes formas de acceso:

  1.  - Desde el Bachillerato: con nota de corte de los dos años de los estudios (60%) junto con las PAAU (40%)

     

  2.  - Desde los CFGS (Imagen, diseño y artes plásticas) 

     

  3.  - Desde la prueba de acceso a mayores de 25 años.

     

Los grados superiores como vía alternativa

 

Iniciar la carrera de Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona es todo un logro. Cuando la nota de corte supera el siete, muchos se quedan a las puertas y no tienen el privilegio de iniciar los estudios de moda. Pese a ello, existen alternativas para acceder a ellos y muchos las desconocen. Los grados de formación superior especializados en imagen y sonido son una buena opción. Intentaré mostrar mi experiencia personal.

Hace siete años que terminé el bachillerato, siete que hice la selectividad y también fue un siete la nota que conseguí en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAAU). En ese momento, la media exigida en junio superaba mi media en dos puntos. Tras tanto trabajo y tiempo esperando, me quedé en el límite y pese a evitar caer en el tremendismo, lo recuerdo como la peor experiencia académica que he vivido.

Recuerdo como la tutora del instituto me aconsejaba que me matriculara en cualquier otra carrera. Cualquier opción era válida mientras pisara el suelo universitario. Sabía que hacerlo podría abrir alguna vocación, pero también podría ser una renuncia a las aspiraciones que me habían motivado a conseguir una buena nota media en los últimos años. No podía dejar atrás estas ilusiones y este sacrificio, y no me parecían nada razonables los argumentos de mis mentoras. Todavía a día de hoy no encuentro sentido en sus palabras y no me arrepiento de haber optado por una vía alternativa. En este sentido fui una afortunada. No todas las situaciones familiares permiten posponer los estudios universitarios un tiempo importante. En mi caso si fue posible y a día de hoy, pese a que los estudios de grado superior que elegí distaban mucho de lo que realmente esperaba, me sirvieron de puente para llegar a donde estoy ahora. Con veintiséis años sí, pero terminando la carrera que quería y con un grado superior a mis espaldas.

Top